jueves, 6 de septiembre de 2007

EJEMPLO DE ESCENA (EL INFINITO SIN ESTRELLAS)

ESC. 130 EXT. JARDIN DIA

Mario sale al jardín con unas cuantas mortajas en sus brazos, arroja las mortajas al piso, las amontona, y vuelve a entrar en la casa.

EN OFF LOS MOVIMIENTOS DE MARIO, PASOS QUE SE ALEJAN, PUERTA DE LA COCINA QUE SE ABRE Y SE CIERRA. PASOS QUE SE ACERCAN

Otro montón de mortajas caen sobre las anteriores.

EN OFF LOS MOVIMIENTOS DE MARIO, PASOS QUE SE ALEJAN, PUERTA DE LA COCINA

Rocía todo con kerosén, después arroja un fósforo, y la pira se enciende. Mario, de pie, contempla el inicio del fuego. Retrocede más, y se queda observando cómo las llamas consumen todas las mortajas.

PUERTA QUE SE ABRE Y SE CIERRA. PASOS DE BEATRIZ.

Beatriz aparece por la puerta que da al pasillo y al ver la fogata va sobre ella e intenta apagarla con los pies.
BEATRIZ
Mientras zapatea sobre las llamas y patea el fuego.
¿Qué hiciste….qué hiciste?

Mario no cambia de posición ni actitud ni nada mientras Beatriz lucha infructuosamente por apagar el fuego, pero las mortajas se siguen quemando aquí y allá según se desparraman. Beatriz sale hacia la cocina, vuelve con una escoba y pelea contra el fuego con golpes planos y desordenados, no consigue mucho. Beatriz enfrenta a Mario con la escoba en la mano.

BEATRIZ
¿Qué hiciste?

MARIO
Te dije que la casa estaba llena de muertos.

BEATRIZ
¿Vas a ir vos a explicar esto?

Beatriz se agacha junto a Mario y lo toma del mentón con violencia contenida, con una mano le aprieta la cara y le obliga a mirar el fuego, en la otra sostiene la escoba.

BEATRIZ
¡Mirá lo que hiciste!¡Mirá lo que hiciste!

Mario contempla su obra en silencio.

BEATRIZ
¿Cómo pensás que voy a pagar esto?¿Eh?

Beatriz se incorpora, gira sobre sí misma, como si no supiera qué hacer o qué decir, quiere pegarle a Mario pero a la vez teme desbordarse, Mario mientras tanto permanece impasible, expuesto y dispuesto a lo que pudiera ocurrir con él en manos de su madre. Por último Beatriz lo enfrenta nuevamente, y de pie junto a él, le pega escobazos en el hombro siguiendo el ritmo de la frase.

BEATRIZ
Los muertos están muertos. Los que joden la vida son los vivos.

Beatriz se detiene, Mario mantiene la cabeza gacha. Beatriz mira para todos lados llena de rabia y resignación, después va hasta los restos quemados de las mortajas y pega unos cuantos escobazos con alma y vida, para sacarse la rabia; las cenizas y los restos vuelan, hasta que Beatriz queda inmóvil, mirando el piso, su cara se deforma en una mueca de hondo dolor y llora desconsoladamente, sin cambiar de posición, con la escoba en la mano.
Mario sólo la mira hacer y no interviene. Por último Beatriz deja caer la escoba ahí mismo donde está, y sale.

PASOS DE BEATRIZ YENDOSE DE LA CASA

1 comentario:

claudia dijo...

hola edgardo
te cuento que estoy tratando de ordenar mi vida, o sea, al ordenar mi casa, que está en refacción voy ubicando, ubicando, tirando lo que no sirve, y no sólo de la casa, sino de adentro, de mi alma, de mi mente, de mi cuerpo
quisiera cuando termine con todo esto, regresar o empezar, que quizá sea lo mismo, a hacer algo con lo que siempre hice bien, al menos, siempre me dio satisfacción, al decir bien, no quise sonar narcisista, pero tanto halago a lo que escribo, creo que me lo hicieron creer
en fin, decía, quisiera hacer algo, y me gustaría quizá hacer un taller de guión, más adelante me gustaría charlar con vos sobre eso, ya que lei que el 13 de dic, maso, terminaría un taller, asi qeu quizá sea para el año próximo, además...el tiempo pasa tan rápido

te mando un abrazo, y sigamos en contacto
un beso enorme para vos
claudia